Qué ver en la costa oeste de Australia en un viaje en furgoneta

Nada más volver de Australia nuestros amigos nos preguntaron que es lo que más nos había gustado del país. Sin dudarlo contestamos nuestra ruta por la costa oeste de Australia. Pasados ya unos meses de nuestro viaje, seguimos afirmando que recorrer la costa oeste australiana en furgoneta fue lo mejor de nuestra ruta por este enorme país – continente. Vimos paisajes asombrosos, dormimos en lugares completamente solos y aislados, vimos fauna salvaje, condujimos por carreteras rectas durante más de 300km, vimos tormentas espectaculares bajo la brillante vía láctea, pudimos nadar en playas cristalinas sin temor a tiburones ni medusas… hay quien dice que si uno no se adentra en Australia, en su “outback”, o visita la costa oeste, no llega a conocer de verdad el país.

atardecer Australia

Atardeceres típicos en Australia

Con la excusa de que una amiga nuestra vivía en Perth, decidimos volar desde Cairns, en la costa este, hasta ahí (con 5 horas de vuelo y cambio horario incluido…). Perth sería nuestro punto de partida y conduciríamos por la conocida carretera llamada “Indian Ocean Drive”. Sonia nos acogió en su casa y vivimos con ella y sus nenas unos días en familia, en los que pudimos recuperar fuerzas, dormir en una cama normal y sentirnos “personas normales” antes de volver a la carretera.

Fueron únicamente siete días recorriendo en furgoneta esta zona del país, con un total de 2150km al volante. Siete días que recordamos como lo mejor de Australia, y que deseamos en su momento que fueran muchos más para llegar mucho más lejos. Como siempre, nos quedamos con ganas de más.

Si estáis planeando un viaje a este país y tenéis tiempo para organizaros, os recomendamos que incluyáis la costa oeste en vuestros planes. Es difícil que os pueda defraudar.

Os dejamos aquí una lista de los lugares que visitamos en nuestra semana recorriendo la costa oeste de Australia en furgoneta. Como dice el dicho popular, no son todos los que son… pero son aquellos que a los que nosotros pudimos llegar y con los que nos quedamos maravillados ; ) Fue un road trip a lo australiano total.

10 lugares imprescindibles que ver en la costa oeste australiana
1. Yanchep National Park, canguros asegurados

Se encuentra a las afueras de Perth a menos de 60kms. Pertenece a la red de Parques Nacionales Australianos. En esta parte del país es necesario pagar entrada para entrar a los parques. El acceso por día por vehículo son 13$. Lo que recomendamos, es que os compréis el pase vacacional, por 46$ y que os permite entrar en todos los parques estatales que encontraréis durante la ruta. Si hacéis los cálculos, seguramente os salga a cuenta.

canguros en Yanchep

¿Qué os parece como descansan los canguros en Yanchep?

Yanchep es una mezcla de club de polo y parque nacional. Tiene unas instalaciones muy bien cuidadas, un pequeño lago lleno de aves, unos jardines muy bien podados, zona de barbacoa y una cafetería estupenda. Lo mejor del lugar es, sin duda, poder ver el grupo de canguros que campan a sus anchas y en libertad en los jardines de la cafetería. La mejor hora para verles, el atardecer!

2. La playa de Lancelin y sus blancas dunas

Fue la primera playa que vimos de la costa oeste y nos conquistó. Hacía mucho que no veíamos una playa así, con dunas infinitas, agua cristalina, poca gente y donde nadar parecía que no era un deporte de riesgo.

Lancelin beach

Al fresco en la playa de Lancelin

El pueblo de Lancelin tiene varios accesos a la playa, y algunos de ellos son transitados por coches 4×4 de los mismos australianos. Es un pueblo pequeño y tranquilo donde encontraréis fácilmente donde dejar la furgoneta y pasar el día junto al mar. Nosotros hicimos picnic cerca de la torre de los guardacostas, a la izquierda del puerto donde los surfistas entran a la playa, y ahí mismo vimos delfines!

Dunas de Lancelin

Luis preparándose para tirarse por las dunas

Justo detrás del pueblo hay una zona de dunas inmensas donde uno puede alquilar una tabla y tirarse por ellas. El alquiler de tabla por dos horas cuesta 10$. No es solo una atracción turística… veréis a los australianos con sus motos de cross y sus jeeps haciendo el cabra por las dunas! Todo un espectáculo!

3. Pinnacles Desert National Park, ¿un desierto marciano?

Pertenece también a la red de Parques Nacionales Australianos, así que para entrar tendréis que hacer uso de vuestro pase vacacional o pagar el acceso diario.

Pinnacles Desert

Conduciendo por el desierto de Pinnacles Park

Podéis cruzar el parque a pie por un sendero señalizado (aviso, no hay ni una sombra) o con el mismo coche o furgoneta (las caravanas grandes tienen que quedarse en el parking principal!). Es una carretera sin asfaltar (pero sin complicaciones) que rodea y cruza este peculiar y fotogénico desierto.

4. Hacer parada en el pueblo de Cervantes y buscar tu calle

Sí hay un pueblo que se llama Cervantes! Nada más entrar en él, en la avenida principal fijaros que hay una veleta con Don Quijote y Sancho. Cuando la vimos nos quedamos petrificados de la sorpresa. Es un pueblo de veraneo lleno de chalets de los propios australianos. Lo curioso es que sus calles se llaman como nuestras comunidades autónomas, ciudades o islas. Así que nosotros nos entretuvimos hasta que encontramos la calle Mallorca! Somos unos freakes!

Cervantes y sus playas

Vistas desde el mirador del pueblo de Cervantes

A parte de ser un pueblo muy tranquilo, tiene una costa y playas magníficas. Así que vale la pena acercarse al “Thirsty Point Beach” para divisar desde un mirador la extensa playa turquesa y su fina arena, tan característica de la zona.

5. Dormir como un local en el camping de “Sandy Cape Recreation Area”

Encontrar este camping fue todo un acierto. Está justo detrás de una playa espectacular (si, lo sabemos, todas las playas de esta costa oeste son espectaculares…), con una duna gigante donde incluso jugar con tablas, y es una zona de camping muy frecuentada por los locales.

Camping Sandy Cape Recreation Area

Preparados para ver el atardecer en la playa del camping

Así que es un buen lugar para mezclarse con los australianos y ver como ellos si saben de caravanas, furgonetas y campings. Podréis comprobar que son todos unos expertos en la materia! Nos costó 20$ la noche y si hubiéramos tenido más días, nos hubiéramos quedado más días seguro. Cuando entréis en el camping, buscad la tienda (tienda o casi chalet…) de los rangers del parque, ahí mismo podréis gestionar el hueco de vuestra caravana o furgoneta y pagarles directamente a ellos.

6. Lesuer National Park, conducir entre un mar de flores

Cuando las flores y plantas del parque florecen, dicen que este parque nacional se convierte en un mar de flores. Nosotros no tuvimos tanta suerte, porque apenas pudimos ver algunas flores, cactus y algunos árboles con sus peculiares piñas blancas. El paisaje se extiende sobre el horizonte y parece no tener fin. Es un camino llano sin asfaltar que se recorre fácilmente en coche. A pesar de no ver las flores en su esplendor nos gustó conducir y cruzar este tranquilo parque. Hay que decir que también es fácil ver aquí canguros a la sombra de los árboles.

            

Si os entra calor después de pasear por este parque, un buen plan es acercarse a “Dynamite Bay”, con una bahía perfecta donde pegarse un buen baño refrescante.

7. Kalbarri National Park, el lejano oeste australiano

Teníamos ganas de visitar y caminar por este parque. Nos lo había recomendado una señora en una gasolinera y habíamos planeado hacer una ruta a pie de 8kms por el parque. Teníamos entendido que era una especie de versión australiana del Cañón del Colorado. ¿Cual fue nuestra sorpresa? No siendo ni las 9h de la mañana, el calor era tan insoportable que tuvimos que olvidarnos de nuestros planes. Nos faltaba el aliento!

Kalbarri Park

Esta es la roca más famosa de Kalbarri

Fuimos a los miradores, rodeamos la zona y caminamos hasta que el cuerpo nos dijo basta. De hecho, el parque está repleto de señales avisando del peligro del sol y del calor (Heat kills!). Así que tomaros las advertencias en serio!

8. El pueblo de Kalbarri y su famosa Pink Beach

El pueblo es un lugar de veraneo para muchos australianos. Tiene unas zonas de piscinas naturales en las rocas a las afueras conocidas como “Blue Holes” ideales para refrescarse en el mar. Aunque el principal atractivo del lugar es la llamada “Pink Beach”.

Kalbarri pueblo y su pink beach

Vistas desde un mirador sobre la bahía del pueblo de Kalbarri

En días soleados se puede ver el contraste entre el color del mar y la desembocadura del río en la playa. Digno de postal.

9. Shark Bay, completamente alejados del mundo civilizado

A nuestro juicio Shark Bay lo tiene todo. Paisajes espectaculares, fauna en libertad (como emus, canguros…), playas paradisíacas y solitarias, lugares donde acampar bajo las estrellas…

Shark Bay

Este canguro nos recibía en nuestra primera parada en Shark Bay

Es un lugar inmenso, aislado y alejado de todo. Si uno quiere ver la Australia salvaje, tiene que llegar hasta aquí. Los kilómetros recorridos valen la pena. Shark Bay es una península casi salvaje llena de playas y miradores que hacen que uno no se aburra descubriendo sus rincones. (Incluso desde los miradores se puede llegar a ver tiburones!).

Shark Bay

Justo en esa playa íbamos a pasar la noche, completamente solos!

El pueblo más cercano se llama “Denham Town” (hay wifi en el “visitor center” por si lleváis días desconectados!) y hay varios campings de pago ahí mismo. Hay una zona conocida como “Eagle Bluff”, con una playa y una especie de laguna con unos colores impresionantes.

Laguna de Shark Bay

Laguna de Shark Bay. Y sí, se puede nadar en ella!

Nosotros prácticamente recorrimos todas las playas de la zona. A ver cual nos gustaba más ; ) Fuimos a parar a la playa que se llama “Fowlers Camp”, repleta de un planta muy parecida a la posidonia que tenemos en Mallorca (que se confunde con algas), pero no por ello menos espectacular. Otro de los atractivos de la zona es “Monkey Mia”, es una bahía donde cada día acuden unos delfines a la misma hora a los que la gente puede dar de comer y tocar… Al llegar ahí vimos que estaban construyendo una especie de mini resort y sinceramente nos dio mala espina y no entramos (Es un recinto cerrado que no pertenece a la red de parques y hay que pagar 13$). Nos pareció sospecho el tema de los horarios, el pago… Como algunos ya sabréis, no apoyamos actividades de este tipo…

Cielo estrellado en Shark Bay

Ver las estrellas en Shark Bay fue impresionante

Un lugar pendiente al que nuestra furgoneta no nos pudo llevar fue la “François Peron National Park”. Es el extremo norte de la península de Shark Bay y al que solo se permite el acceso a vehículos 4×4. La carretera está sin asfaltar y tiene bastantes baches… Las fotografías del lugar son espectaculares… Sinceramente nos quedamos con muchas ganas de llegar a este extremo de la península.

Dos lugares que no os podéis perder en vuestro recorrido por Shark Bay es la “Shell Beach”, una playa en la que en vez de arena os encontraréis millones de conchas, y la “Hamelin Pool Marine Nature Reserve”, importante por tener una concentración de estromatolitos, es decir fósiles vivientes!

Shell Beach

Shell Beach, donde solo hay conchas

Estromatolitos en Shark Bay

Estromatolitos!

Si necesitáis un camping donde dormir en esta zona sur de Shark Bay, os recomendamos “Nanga Bay Resort”. Nosotros pasamos una noche ahí y está bien ubicado, está pegado a la playa, las instalaciones están muy bien y el personal es muy atento. Uno de los managers es de Tasmania, así que si queréis conocer un australiano auténtico y que os cuente batallitas, ya sabéis ; )

10. Peth y su barrio hipster Fremantle

Si empezáis o acabáis la ruta en Perth, no dejéis de pasar un día en el barrio de Fremantle. Fue uno de los primeros asentamientos colonos británicos en el que se encuentra una prisión declarada Patrimonio de la Humanidad (hay que decir que hasta 1991 estuvo operativa!). Hay visitas guiadas de pago y partes de la cárcel que se pueden visitar sin coste. Hacer una visita cultural a esta prisión ayuda a uno a entender un poco más el pasado “carcelario” australiano. De hecho, si queréis una experiencia aún más auténtica, os podéis quedar a dormir en la misma cárcel en el Hostel Fremantle Prison YHA. Han habilitado parte de los pabellones como hostal y hay que decir que no tiene mala pinta.

barrio de Fremantle, Perth

El barrio de Fremantle es lo más, siempre hay actividades culturales en marcha, como esta ilusión óptica a base de graffitis en las fachadas

Cuando visitamos Fremantle era sábado y tuvimos oportunidad de comer en el mercado central, repleto de puestos de comida, tiendas cucas y un ambiente muy  hipster. Vale la pena también pasear por las calles de este animado barrio y la zona del puerto para ver como los mismos australianos se divierten y disfrutan de su tiempo libre.

Fremantle market

Entrada al mercado de Fremantle

 

Nuestros Prisma consejos:

– Haceros con el pase vacacional de acceso a los Parques Nacionales. En la taquilla de cualquier parque os lo podrán tramitar.

Dormir en una zona permitida por el “DOC”, departamento de conservación,  (los rangers) en alguna playa solitaria de Shark Bay. Nosotros lo hicimos en la que se llama “Whale Bone Bay”. Para ello tendréis que llamar a las oficinas del DOC para gestionar el acceso y el pago. (Oficina en el visitor center de Denham o en el teléfono +61899481590)

– Hay muchas “rest areas” , ciudades que son “van friendly” o campings gratuitos para pasar la noche. Descargaros la app Campermate para tener toda la información.

Llenar siempre el combustible de gasolina cuando veáis una gasolinera! Hay muchos menos gasolineras que en la otra costa… Puede que algunas estaciones el precio sea algo más caro de lo habitual… pero pensad que están en medio de la nada!

Llevar siempre agua y provisiones! Lo mismo pasa con los supermercados!

– Sobretodo, a disfrutar del paisaje, la carretera y de los kilómetros recorridos!

carreteras australianas

Así son la mayoría de carreteras en esta costa…

Si estáis planeando vuestro viaje a Australia, organizando el alquiler de vuestra furgoneta o buscando ideas y consejos os recomendamos que leáis nuestros POST Consejos para recorrer Australia en furgoneta, POST Guía para alquilar furgoneta o caravana en Australia, o si necesitáis inspiración para definir vuestra ruta el POST 22 cosas que hacer y ver en Australia sin gastar mucho dinero .

Y si tenéis aún os queda alguna pregunta, os animamos a que nos escribáis! Estaremos encantados de ayudaros! ; )

Artículos relacionados

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Latest Stories

Search stories by typing keyword and hit enter to begin searching.