Un mes de ruta por Indonesia

komodo

Indonesia está de moda. Indonesia suena a exótico, a aventura, a sol, a playa, a templos… Es un país que llama la atención y cada vez más hay gente dispuesta a cruzar medio mundo para descubrirlo. Indonesia está formado por 17500 islas en el que cada una tiene una extensión enorme y unas características propias que convierten a cada isla en única. Uno podría pasar un mes recorriendo cualquiera de ellas y aún tendría la sensación que se deja mucho por conocer.

Nosotros estuvimos un mes en este país y decidimos empezar por Lombok, una isla un poco menos conocida y desarrollada y muy diferente a la famosa isla vecina, Bali.

Mapa Ruta Indonesia

Estuvimos 29 días y nos centramos en el sur de Lombok, Bali y el norte de la isla de Flores, donde recorrimos el Parque Nacional de Komodo en barco.

Aquí os dejamos nuestra RUTA DETALLADA en este país y al final del post nuestra RUTA-ESQUEMA DEL DÍA A DÍA.

1. ISLA DE LOMBOK

Volamos directos a Lombok desde Kuala Lumpur, ahorrándonos así escalas en Bali y posibles traslados en barco. AirAsia utiliza el aeropuerto de Kuala Lumpur como gran base de operaciones. Así que estando en este continente conviene saber que esta compañía ofrece destinos y rutas muy cómodas saliendo o haciendo escala en KL.

Si nos preguntan que es lo que más nos gustó de Lombok diremos sin duda que sus playas! El sur de la isla tiene playas increíbles, nada explotadas, intactas y que resultan ser un paraíso para los surfistas.

mapa ruta Lombok

SELONG BELANAK. Los 5 PRIMEROS DÍAS en este isla nos instalamos en este pequeño pueblo costero del sur de Lombok. Nos dimos el primer capricho “hotelero” y nos alojamos en el resort “The Gazebo”. Por un irrisorio precio al cambio europeo teníamos media pensión en un hotel de 4 estrellas.

Selong Belanak

Playa de Selong Belanak, ideal para aprender a hacer surf.

Selong Belanak es una de las mejores playas del mundo según un ranking que hizo Google hace unos años. Y hay que decir que es el lugar ideal para aprender a hacer surf. El fondo es de arena, no de coral, no es profunda y se forman unas olas pequeñas ideales para empezar a practicar. En la misma playa se pueden alquilar tablas y organizar una clase de surf con algún chico de la misma aldea. Nosotros dedicamos un día a no hacer nada en la playa, otro a hacer un intensivo de clases de surf y un tercer día en el que nosotros solos alquilamos nuestra tabla para practicar un poco más.

A menos de media hora de ahí en moto está la PLAYA DE MAWUN. Otra playa espectacular y en la que pasamos medio día tumbados bajo una palmera. También se puede hacer surf pero hay que traerse la tabla ya que en la misma playa no hay ningún chiringuito que las alquilen.

bueyes en Lombok

A veces en Lombok te encuentras con este peculiar atasco…

Muy cerca de Mawun está MAWI. Nosotros no nos acercamos pero es una de las playas más populares entre los surfistas más experimentados. Las olas suelen ser más altas y el show está garantizado.

Un día que queríamos descansar de tanto sol decidimos coger moto e ir hacia el norte. Nuestra idea era encontrar unos templos hinduistas. Pero Lombok es mayoritariamente de tradición y religión musulmana. Así que en nuestro recorrido sólo vimos mezquitas… Llegamos al centro de la isla, a la zona conocida como TETEBATU. Es una pequeña aldea a las faldas del VOLCÁN RINJANI. Tetebatu está rodeada de cultivos de arroz. Así que por casualidad veríamos por primera vez terrazas de arroz indonesias dignas de cualquier postal y con nada que envidiar a las archiconocidas de Bali. Paseamos un rato y volvimos a coger moto para deshacer el largo camino. Pero Tetabatu es una buena opción para aquel que se canse de playa, quiera un poco de vida de campo y le interese hacer alguna ruta de trekking al volcán Rinjani, monte sagrado para los indonesios.

arrozales de camino a Tetebatu

Arrozales de camino a Tetebatu

KUTA LOMBOK. Tras haber explorado la zona de Selong Belanak y sus cercanías, decidimos trasladarnos a la ciudad vecina. Aquí nos instalamos otros 5 DÍAS MÁS. Esta vez en una guesthouse mucho más económica, llamada Imelda Guesthouse, con una familia encantadora. Kuta es la ciudad más poblada y “desarrollada” del sur de la isla de Lombok. Además está muy bien situada en el mapa para utilizarla como base, recorrer las playas cercanas y volver a hacer noche ahí. Así hacen la mayoría de surfistas que vienen a Lombok una semanas a practicar este deporte. La verdad que Kuta tiene un “rollito” muy auténtico. Hay gente joven que está de paso, novatos surfistas como nosotros, gente que lleva más tiempo instalada, gente que busca descansar, etc. Los locales siguen siendo muy amables y se preocupan en saber si uno está disfrutando de su isla. Recuerdo entrar en una tienda en busca de una lycra para el sol pero el precio era algo elevado… El dependiente no se sintió ofendido al decirle la verdad sino que nos dijo que disfrutáramos lo más que pudiéramos de Lombok y que utilizáramos nuestro dinero como más nos apeteciera… No sé si este contacto con el mar, el sol, la cultura surfer tiene algo que ver en ello… Pero hacen que uno se sienta muy a gusto en esta zona.

Pasamos un día entero en la PLAYA DE TANJUN ANN. Playa larga, de arena blanca y visitada más por locales que por turistas. Tiene en la misma bahía varias colinas con miradores e incluso en la misma orilla uno de los columpios tan populares que podréis encontrar en muchísimas fotos de instagram.

A unos 20 minutos en moto de Kuta Lombok está GERUPUK. No es una playa como tal sino que es pueblito de pescadores muy famoso entre los surfistas. Tiene una bahía a la que solo se llega en barca y donde se puede practicar surf. Se dice que hay zonas donde rompe la ola para nivel principiante y también hay zonas para aquellos con más experiencia. La verdad que no es un sitio fácil, porque uno no hace pie en ningún momento, descansa sobre la tabla y tiene que remar mucho tras haber sido empujado por la ola. Nosotros nos atrevimos pero hay que decir que nos quedamos con ganas de mejorar nuestra técnica a la hora de remar.

Bahía de Gerupuk

Gerupuk, donde se hace surf en medio de la bahía y alejado de la orilla

Otra excursión de un día en moto desde Kuta es ir a la PENÍNSULA DE EKAS. Nosotros llegamos hasta la PINK BEACH. Una vez que salimos de la carretera principal y nos adentramos en la carretera de la península de Ekas aquello se convirtió en todo un rally. La carretera estaba llena de baches y de barro… lo que tenía que ser un trayecto de 15 minutos acabó siendo de más de una hora.

carretera Lombok

A veces las carreteras en Lombok son auténticos barrizales…

Al llegar a la Pink Beach quedamos un poco decepcionados. Supuestamente cuando brilla el sol la arena tiene unos tonos rosados muy acentuados. A nosotros nos pilló nublado y no pudimos apreciar esos tonos por la que la hacen tan popular. De hecho tuvimos que hacer cuatro fotos rápido porque amenazaba tormenta y no queríamos quedar atrapados en el barrizal de las carreteras. Lo interesante es que para volver cogimos una carretera diferente y quedamos maravillados con el trayecto y el paisaje. Es la carretera que va más cerca al mar, evitando coger la autopista principal.

Desde Kuta organizamos fácilmente nuestro traslado al PUERTO DE LEMBAR. Ahí cruzaríamos en barco hasta Bali, puerto de Padangbai donde nos recogería una furgoneta para llevarnos a UBUD. Hay que decir que esta es la opción barata, la que usan los locales, con sus ferrys de carga lleno de camiones… por lo tanto al ser barata también quiere decir que es larga… salimos a las 9.30h de la mañana de Kuta y llegamos a Ubud a las 21h!!!

ferry a Bali desde Lombok

Así iba nuestro ferry con destino a Bali

2. ISLA DE BALI

Hay que decir que Bali tiene una oferta inmensa en cuanto a templos y otras actividades a ver y hacer. Nosotros, como siempre, no lo vimos todo ni vimos aquello que marcaban las guías como lo más recomendable e importante. Hicimos nuestra propia ruta en base a lo que nos iba apeteciendo según pasaban los días y en base a las visitas con las que coincidiríamos.

bali mapa ruta

Empezamos por UBUD que está en el centro de la isla de Bali. Hicimos una primera noche aquí alojándonos en “Putus Guesthouse“. La mejor habitación prácticamente, relación calidad – precio, de todo el viaje! Al día siguiente alquilamos una moto tres días para recorrer el norte de la isla.

terrazas de arroz en Bali

Pequeños templos que uno encuentra conduciendo en Bali

El primer día nos dirigimos hacia el noroeste de la isla. Para la primera parada del día elegimos ver alguna de las famosas TERRAZAS DE ARROZ. Al ir solos en moto y siguiendo maps.me (una de las apps más útiles de todo nuestro viaje) acabamos en la zona de TEGALLALANG. Hay otros puntos donde ver otras terrazas más populares o tener otro ángulo, pero nosotros nos quedamos satisfechos con las vistas y con los cultivos que veríamos durante el resto de ruta en moto. La segunda parada del día fue PULU ULUN DANU BERATAN (acceso 50.000 rupias por persona). Es el templo sobre el lago y uno de los más conocidos y visitados de Bali. Es el templo que aparece en los billetes de 50.000 rupias.

Justo antes de llegar a este templo, a mano izquierda, se encuentra el mercado local. Merecedor de una parada para los más curiosos y para aquellos que disfruten de perderse un rato en los mercados auténticos. También un lugar ideal para reponer fuerzas comprando fruta y algo de comer.

mercado en Bali

Los mercados nos fascinan.

Tras la visita cultural del día pusimos rumbo a MUNDUK, la aldea donde pasaríamos la noche tras cruzar los GRANDES LAGOS. El paisaje que ofrece la carretera hasta llegar ahí es bastante espectacular. Uno conduce cruzando pueblecitos, sorteando curvas, pasando varios miradores y merenderos con vistas los lagos… En Munduk nos alojamos en una modesta guesthouse llamada Made Oka Warung, de cierto aire colonial y con una terraza con impresionantes vistas sobre el valle.

Grandes Lagos de Bali

Vistas desde la carretera que cruza los Grandes Lagos en dirección a Munduk

El segundo día de nuestra ruta en moto sería una jornada larga. Teníamos que llegar al lado este de la isla y hacer noche en KINTAMANI, a las faldas del VOLCÁN BATUR. Eso implicaba madrugar y hacer muchos kilómetros.

Bali tiene muchas, pero que muchas cascadas. Nosotros decidimos parar en la CASCADA RED CORAL, nos venía de camino y que resultó ser una de las más altas de todo Bali. Fuimos los primeros de la mañana y pudimos hacernos fotos tranquilamente cerca del potente chorro de agua que caía del acantilado. Seguimos conduciendo dirección norte hasta llegar al mar. Cruzamos por una “gran” ciudad bastante caótica y con un horroroso tráfico. Escapamos como pudimos y pusimos dirección este yendo por la carretera que va paralela al mar. Lo que más nos sorprendió es que la costa y las pocas playas que veíamos eran de roca o arena negra, de origen volcánico. Cogimos el desvío en el pueblo de Bondalem hacia la derecha, hacia el interior, dirección Kintamani. La carretera se hizo más estrecha, empinada y con numerosas curvas. Prácticamente nos cruzamos toda la isla subiendo y bajando sus colinas.

Hicimos parada, casi de casualidad, en el templo ULUN DANU BATUR (acceso 35.000 rupias por persona). Es el segundo templo más grande de Bali, por detrás del conocido BESAKHIR, y tiene unas maravillosas vistas al monte Batur y a la MONTAÑA AGUNG, la más alta de la isla. Es un templo que recuerda en cierto modo a los templos que pudimos ver en la India, por los vivos colores con los que están decorados algunos detalles del templo y las estatuas del mismo. Lo mejor: es un templo que queda fuera de la ruta de los muchos tours organizados, por lo que apenas hay turistas. Nosotros nos cruzamos solo con otra pareja.

Tras visitar este templo volvimos a la moto y seguimos conduciendo dirección Kintamani, pueblo a las faldas del volcán Batur y del lago con el mismo nombre. Hay menos opciones en cuanto alojamiento y la noche la pasamos en el “Segara Hotel”, una oferta de última hora que encontramos en booking. Mucha gente que hace noche aquí madruga para hacer un minitrekking y subir al MONTE BATUR para ver amanecer. Nosotros al ver que la previsión del tiempo no acompañaba decidimos no hacer la excursión y ahorrarnos el madrugón (a las 3 de la mañana empieza el ascenso…).

volcán Batur

Vistas al volcán Batur desde el mismo pueblo de Kintamani

Nuestro último y tercer día en moto pusimos rumbo a UBUD, a nuestro punto de partida. Deshicimos parte de la carretera recorrida, con vistas al lago y al volcán y llegamos al conocido templo TIRTHA EMPUL (acceso 15.000 rupias por persona). Es el templo de los chorros de agua sagrada que seguro que muchos querréis ver si visitáis Bali. Un consejo: madrugad y sed de los primeros en llegar. Así podréis ver a los locales llevar a cabo sus rituales. Alrededor de las 11h empiezan a llegar los grupos de tours y el encanto del lugar se desvanece…

Templo del agua, Tirtha Empul

Rituales de purificación en el Templo Tirtha Empul

Acabada la visita, y tras menos de una hora, llegamos antes del mediodía a Ubud y nos instalamos en casa de la hermana de la chica que nos alojó nuestra primera noche en la isla, en el “Secret Garden Guesthouse“. ¿Por qué teníamos tanta prisa por llegar a Ubud? Resulta que el día 27 de marzo Bali entero se prepara para celebrar el SILENT DAY, que es el día 28, el día del año nuevo balinés. El día 27 se cortan muchas de las carreteras y los vecinos por “barriadas” sacan a pasear estatuas (al más puro estilo fallero valenciano) para ahuyentar a los malos espíritus. La tradición cuenta que el día 28 la gente se resguarda en sus casas para hacer creer a estos espíritus que no hay nadie en la isla y que no tienen motivo por el que volver. En la práctica quiere decir que no se puede salir de casa, ni de los hoteles (los turistas estamos obligados a respetar esta tradición), no hay coches ni motos, las tiendas están cerradas, hay muchos sitios donde se corta la electricidad y hasta el aeropuerto está cerrado! Así fue que planeamos llegar el 27 antes de que empezara todo el desfile para poder disfrutarlo como tocaba y el día 28 aprovechamos la piscina de nuestro hotelito y su potente wifi para seguir planificando nuestro viaje.

Tras cinco días en Ubud y alrededores pusimos rumbo al sur, a CANGGU, con intención de quedarnos cinco días más por la zona. Cogimos un autobús que nos dejó en la capital, Kuta, y ahí alquilamos una moto para llegar a Canggu. Ns instalamos en “Nyoman Guesthouse”, un hotelito nuevo regentado por uno de los mejores y más amables anfitriones que nos hemos topado durante nuestro viaje.

A Canggu lo bautizamos como HIPSTERLAND. Pasearse por su avenida principal es como trasladarse a la zona más cool de Berlín o la misma Malasaña madrileña. Hay decenas de tiendas top, mercadillos cucos, bares y restaurantes monísimos con una carta muy sana y muy europeizada.

Pasamos una tarde en BATU BULONG BEACH, comiendo una mazorca en la misma playa viendo el atardecer y viendo como los surfistas cogían las últimas olas del día.

Batu Bulong, Bali

Espectacular puesta de sol en Batu Bulong Beach en Bali

Dejamos nuestra guesthouse y nos movimos menos de un kilómetro para aprovechar un bono descuento de Airbnb y alojarnos en la misma villa que unos amigos viajeros con los que por fin coincidíamos en la ruta. Nos pusimos al día con ellos y repetimos el plan de ver atardecer en la playa Batu Bulong Beach. Un dato, si sois surfistas tanto novatos como experimentados, en el mismo parking de esta playa podréis alquilar tablas y contratar clases de surf si las necesitáis.

Visitamos el templo de TANAH LOT (acceso 60.000 rupias por persona), a una hora en moto desde Canggu. Hay que decir que el lugar es bonito, con el templo sobre las mismas rocas y con la posibilidad de tener un atardecer precioso si el día acompaña. Sinceramente a nosotros nos decepcionó. Simplemente por el circo que hay montado antes de llegar al templo. Hay que cruzar numerosas tiendas de souvenirs, esquivar cientos de chinos y otros turistas… por no hablar del elevado precio de la entrada.

Otra playa en la que pasamos medio día estando en Canggu fue ECO BEACH. Es una playa larga en la que es difícil nadar por la fuerza de las olas… aunque es ideal para aquellos que sepan hacer surf. A lo largo de la playa hay numerosos chiringuitos en los que al consumir se puede hacer uso de una tumbona.

Eco Beach, Bali

Paseando en la playa Eco Beach, con la bandera roja al fondo

Lo MEJOR de Canggu: los desayunos del restaurante Betelnut y el ambiente guayón del popular DEUS.

Lo PEOR: si uno se despista y queda abrumado con tanto bar guay, el presupuesto puede dispararse significativamente…

Dejamos Canggu para devolver la moto en Kuta y pasar la última noche en esta ciudad en un modesto hotelito familiar pegado al aeropuerto, “Bali Semesta Hostel”. De este modo al día siguiente pudimos ahorrarnos un taxi e ir andando al aeropuerto.

3. ISLA DE FLORES Y PARQUE NACIONAL DE KOMODO

El resto de mes que nos quedaba en Indonesia lo disfrutaríamos haciendo lo que más nos gusta, bucear! Ya que estábamos tan cerca no podíamos no ir a uno de los mejores lugares del mundo: el ARCHIPIÉLAGO DE KOMODO!

Volamos de Bali a LABUANBAJO, el aeropuerto más importante de la isla de Flores y más cercano al puerto desde donde salen todos los barcos que recorren Komodo.

Labuanbajo es un pueblecito cuyo principal ingreso es el turismo. Ello se comprueba recorriendo la calle principal y contando las agencias que ofrecen tours y excursiones a la isla de Rinja para ver los dragones de Komodo y a otros puntos del archipiélago para hacer snorkel o bucear. Hay tours de solo un día, de dos días y una noche e incluso de hasta una semana. Depende un poco de lo que os apetezca y sobretodo de vuestro presupuesto.

Labuanbajo, isla de Flores

Vistas a la bahía de Labuanbajo

Si uno pasa unos días aquí tiene que ir a cenar al mercado nocturno, el llamado FISHMARKET. Puedes elegir el pescado fresco y te lo cocinan ahí mismo. Riquísimo y baratísimo.

Nosotros llegamos a Labuanbajo con la reserva de nuestro “barco de vida a bordo” ya hecha . Íbamos a estar 4 dias/3 noches en un barco recorriendo el PARQUE NACIONAL DE KOMODO, buceando tres veces al día. Elegimos el equipo de Wunderpus ya que tienen un barco “budget” que encajaba dentro de nuestro presupuesto. Resultó ser una auténtica pasada. Prescindimos del lujo de tener un camarote propio con aire acondicionado, para dormir en cubierta viendo las estrellas. El equipo humano, un diez. Toda la comunicación vía email desde el principio, excelente.

Parque Nacional de Komodo

Descansando en la cubierta de nuestro barco

Lo que uno hace en un barco de buceo se resume en: bucear – desayunar – bucear- comer – siesta- bucear- ver atardecer- cenar – charlar viendo las estrellas – dormir.

Así fue que pasamos CUATRO de nuestros mejores días de todos nuestros 6 meses viajando.

Parque Nacional de Komodo

Komodo, simplemente espectacular


Para aquellos interesados en bucear, estos fueron los nombres de los PUNTOS DONDE BUCEAMOS:

  • Sebayur Kecil. Se utiliza como primer punto de buceo para ver el nivel, comprobar el equipo, etc.
  • Tatawa Besar. A destacar el bonito y colorido coral.
  • Mawan. Fue donde vimos por primera vez manta rayas.
  • Batu Bolong. La cantidad de peces es impresionante, es como estar en un acuario.
  • The Cauldron. Puede haber mucha corriente y es tipo un pasillo ancho donde es fácil ver tiburones.
  • Crystal Rock. Nos tocó mucha corriente y nos agarramos a una piedra para disfrutar del espectáculo. Impresionante la cantidad de peces y tiburones que hay.
  • Castle Rock. Numerosos bancos de peces.
  • Batu Bolong, parte norte. Peces y más peces.
  • Manta Point. Popular también para los snorkeles porque es fácil ver manta rayas muy cerca de la superficie.
  • Waenilu. Ideal para ver “macro”. Pequeños peces, gambas, cangrejos zebra, nudibranquios…
  • Penga Kevil. Coral de todas las variedades, sanísimo y muchos peces.
Puntos inmersion Komodo

Mapa de los puntos de inmersión del Parque Nacional de Komodo

Hay que tener en cuenta que los puntos de inmersión en Komodo dependen mucho del tiempo, de la época del año, de las mareas (y por lo tanto de la luna) y de las corrientes. Así que es difícil tener un plan cerrado antes de embarcarse. También hay que saber que depende del nivel y la experiencia de cada buzo el guía elegirá cual es el mejor punto de buceo.

La ÚLTIMA MAÑANA estando en este barco de “vida a bordo” atracamos en el muelle de la ISLA DE RINJA para ver a los DRAGONES DE KOMODO. Nos recibió un ránger del parque, nos dio una pequeña charla y lo seguimos por uno de los caminos indicados. No vimos dragones ni por el camino ni a lo lejos en alguna de las colinas que alcanzábamos con la vista. Los dragones que vimos estaban en la cercanía de las casetas de los rángers. Muy cerca de lo que era la cocina…

Dragones de Komodo

Dragones de Komodo merodeando cerca de la cocina de las casetas del parque

Tras pasar estos cuatro días a bordo volvimos a Luabanbajo para pasar nuestras últimas dos noches. Esta vez nos alojamos en “Manta Manta Guesthouse“. Por un poco más que el precio de dos literas en “Bajo Nature Backpackers“, tuvimos habitación doble con baño privado. Nos acercamos a las cuevas BATU CERMIN (acceso 20.000 rupias por persona). A nosotros no nos llamaron especialmente la atención… incluso tienen algún pasadizo que, a nuestro parecer, es demasiado estrecho. También nos acercamos a AMELIA SEA VIEW POINT, sobre una colina a las afueras de Labuanbajo, desde la que se tiene una buena panorámica de la bahía.

Nos despedimos de Labuanbajo, volamos de regreso a Bali y dormimos en Kuta. Así acababa nuestro mes en Indonesia. Desde Bali saldría nuestro vuelo destino Thailandia.


RESUMEN DE LA RUTA DÍA A DÍA

Día 1: Llegada a Lombok. Traslado a Selong Belanak.

Día 2: Día de playa en Selong Belanak.

Día 3: Intensivo de surf en Selong Belanak.

Día 4: Cogemos moto. Nos acercamos a ver y tantear Kuta y luego pasamos el día en la playa de Mawun.

Día 5: Con la moto llegamos hasta Tetebatu.

Día 6: Dejamos Selong Belanak y nos trasladamos a Kuta Lombok. Pasamos el día en Tanjun Ann y a última hora nos acercamos a Gerupuk a pedir información.

Día 7: Volvemos a Selong Belanak a alquilar unas tablas de surf y a practicar solos.

Día 8: Cogemos la moto y nos vamos hasta Pink Beach.

Día 9: Nos quedamos en casa porque nos levantamos los dos con diarrea y vómitos.

Día 10: Vamos a Gerupuk donde una barquita nos lleva a Gerupuk Inside y donde Luis se anima a hacer surf.

Día 11: Dejamos Lombok para ir a la siguiente isla, Bali. Cogemos furgoneta, ferry y otra furgoneta más para llegar hasta Ubud.

Día 12: Cogemos moto y empezamos nuestra ruta por el norte de Bali. Vemos terrazas de arroz, el templo Pulu Ulun Danu Beratan, cruzamos los grandes lagos y dormimos en Munduk.

Día 13: Seguimos con la ruta en moto. Llegamos hasta Kintamani, a las faldas del volcán Batur. En el trayecto paramos en las cascadas Red Coral y en el templo Ulun Danu Batur.

Día 14: Volvemos a Ubud. Antes paramos en el Tirtha Empul Temple. A la noche vemos los desfiles y comparsas del año nuevo balinés.

Día 15: Nos quedamos en el hotel. Es el Nyapi, el Silent day.

Día 16: Dejamos Ubud y cogemos un bus a Kuta. Alquilamos moto y nos vamos a Canggu.

Día 17: Pasamos el día alrededor de Canggu y vemos el atardecer en Batu Bulong Beach.

Día 18: Nos reunimos con otros amigos y repetimos el mismo plan del día anterior.

Día 19: Nos acercamos a la playa que hay detrás de nuestro hostel y a la tarde visitamos el templo Tanah Lot.

Día 20: Vemos a otro amigo y comemos con él en Eco Beach. Por la tarde dejamos Canggu y nos vamos a Kuta.

Día 21: Volamos a Labuanbajo, en la isla de Flores.

Día 22: Es el primer día de nuestra estancia a bordo de un barco de buceo.

Día 23: Segundo día de nuestro barco de vida a bordo recorriendo y buceando en el archipiélago de Komodo.

Día 24: Tercer día en el barco. Buceo a tope!

Día 25: Cuarto y último día en el barco. Paramos en la isla de Rinja a ver los dragones de Komodo, hacemos dos últimos buceos y regresamos al puerto de Labuanbajo.

Día 26: Visitamos las cuevas Batu Cermin y hacemos fotos desde el Amelia Sea View Point.

Día 27: Volamos de vuelta a Bali. Dormimos en Kuta en un modesto hotel.

Día 28: Hacemos check in a las 12.00 en un hotelazo de Kuta al que llegarían a la noche un grupo de amigos mallorquines.

Día 29: Nos despedimos de Indonesia y volamos a Bangkok.


Si te has quedado con ganas de conocer alguna anécdota más sobre nuestro paso por Indonesia o ver más fotografías te recomendamos que le eches un vistazo a nuestro Diario de Viaje.

 

Artículos relacionados

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Latest Stories

Search stories by typing keyword and hit enter to begin searching.