Un mes de ruta por Filipinas sin prisas

Filipinas está de moda y es uno de los destinos que muchos mochileros incluyen en su ruta. Pero creemos que es imposible escribir una guía completa del país habiéndolo visitado solo una vez y habiendo pisado tan pocas islas… Recordemos que Filipinas la forman más de 7000 islas! A nosotros nos gusta viajar sin prisas y disfrutar a nuestro ritmo. Y así lo íbamos hacer también durante el mes que estuvimos en Filipinas. 😉

Si estáis organizando vuestro itinerario por Filipinas y eligiendo a que islas ir, pensad que los traslados en este país son lentos e implican coger aviones, ferrys, barcazas, buses, largas horas en la carretera… lo que se traduce a perder un día mínimo para llegar de un lado a otro. E incluso muchas veces la climatología puede jugar en vuestra contra…

Estampa típica de cualquier calle filipina…

Por lo que os recomendamos en vuestra ruta por Filipinas que os centréis en menos islas, para así correr menos y disfrutar con más calma aquellas islas que visitéis.

Os dejamos aquí nuestra ruta de un mes por Filipinas sin prisas, para que tengáis una idea de nuestro itinerario, las islas que visitamos, donde dormimos, y donde buceamos!

Día 1 a 6 – de Cebú a MALAPASCUA y vuelta a Cebú – 6 días

Nosotros aterrizamos en la ciudad de Cebú. Volábamos desde Yangon, Myanmar y llegamos a media tarde a la ciudad. Nos recogió un familiar del anfitrión que nos acogería en Malapascua. Nos vino a buscar y nos dejó dormir en su casa de Lapu Lapu, cerca del aeropuerto, para evitar tener que entrar en la caótica y atascada Cebú, y así a la mañana siguiente poner rumbo directo a Malapascua.

Tardamos prácticamente un día entero para llegar hasta Malapascua, entre el coche, la barcaza, llegar a nuestro alojamiento… Una vez en Malapascua estuvimos tres días completos en los que caminamos por casi toda la isla, buceamos con el tiburón tigre y en los arrecifes de coral de Gato Island, descansamos en sus playas del norte…

Así desembarca uno en Malapascua ; )

Tuvimos una relación de amor – odio con la isla, seamos francos. Quizás fue porque nuestro recibimiento y compañía no fueron las acertadas… (en nuestro diario de viaje tenéis más detalles de nuestra experiencia) pero si es cierto que el tiempo que pasamos buceando lo disfrutamos mucho, tanto por el personal del centro de buceo como por la propia experiencia de bucear en esta isla.  Si queréis bucear aquí, sin duda alguna os recomendamos DIVE&FUN

Malapascua es una isla muy pequeña, pero sus atractivos la convierten en una de las islas más populares. (Aquí tenéis nuestro POST Guía básica para visitar Malapascua)

Ante la mala previsión del tiempo adelantamos un día nuestra vuelta. E hicimos bien porque cruzar con la barcaza y llegar hasta el dique se complicó por el tamaño de las olas …. Y como no, tardamos otro día entero en volver a Cebú.

Esta vez nos alojamos en el Kiwi Hotel. La habitación estaba bien de precio, estaba limpia y era amplia. Pero el ambiente del hotel era extraño… había mucho hombre mayor solo… Era barato, estaba limpio y cumplía su función “logística”.

Día 7 – intento fallido de volar a SIARGAO

Teníamos muchas ganas de ir a Siargao. Amigos nuestros habían estado poco antes que nosotros, teníamos una lista de los mejores sitios donde ir, habíamos reservado una cabaña idílica cerca de la playa para superar lo de Malapascua… Nos subimos al avión y a medida que nos acercábamos a Siargao el cielo se oscurecía. Hubo varios intentos de aterrizaje en esta isla, hasta que el piloto decidió dar la vuelta y volver a Cebú. Eso fue todo! Las condiciones meteorológicas se imponían y teníamos que reorganizar nuestra ruta. Así fue que perdimos todo un día en el aeropuerto de Cebú, despegando, volando, regresando, y reclamando el dinero de nuestros billetes de avión. (Y sí, ante todo pronóstico nos devolvieron la ida y la vuelta! Por cierto, en Airbnb también nos devolvieron todo el dinero!)

De vuelta en Cebú y debido a lo tarde que era, decidimos ir a lo malo conocido que buscar otro alojamiento. Por lo que volvimos al Kiwi Hotel a pasar la noche.

Día 8 a día 12: BOHOL y PANGLAO – 5 días

Decidimos reorganizar nuestra ruta y adelantar nuestra llegada a Bohol. Aquí nos alojamos en Villa del Sol, en la casa de la señora Sol, recomendada también por estos amigos que nos habían hablado de Siargao. Era como estar alojados en la casa de una aristócrata filipina.

La terraza de tita Sol no tenía desperdicio…

En Bohol cumplimos con las visitas turísticas y fuimos a las Chocolate Hills, cruzamos por el Man Made Forest y fuimos al santuario de los tarsiers.

Chocolate Hills
Una de las imágenes más famosas de Bohol, sus Chocolate Hills

Decidimos seguir alojados en casa de Sol e ir en moto cada día hasta la turística Panglao a bucear con nuestro amigo Juan. Buceamos dos días seguidos en lugares increíbles, en Pamilacan Island y en Balicasag Island.

El buceo aquí es espectacular!

Otro día lo dedicamos a recorrer en moto todo Panglao, yendo a sus playas como la popular Alona beach y Dumaluan Beach.

Día 13 a día 18: de Bohol a SIQUIJOR – 6 días

En Siquijor encontramos el paraíso que buscábamos y nos dejamos atrapar por él. Aquí nos alojamos en la Villa Alta, en las cabañas de Junior y de Macy. Cuentan con lo básico, pero el enclave es inmejorable. Además nos encantó pasar tiempo con esta familia y conocer un poco más su historia.

La Villa Alta en Siquijor
La Villa Alta todo un acierto

En Siquijor hicimos cura de sueño pero también cumplimos con nuestra ruta turística. Visitamos la playa de Kagusan, comimos en el pueblo de Lazi, nadamos en las cascadas de Cambugahay y en las de Lagaan, vimos la popular zona de San Juan, compramos en el mercado del pueblo de Maria… Si, hay muchas cosas que hacer y ver en Siquijor!

Día 19: día de paso en Bohol 1 día

Llegamos de noche a casa de Tita Sol. Y al despertarnos el día no acompañaba demasiado… así que aprovechamos para hacer alguna compra en la ciudad de Tagbilaran y seguir planeando nuestra ruta con la mochila. Al día siguiente nos tocaba madrugar y despedirnos finalmente de Sol y toda su familia.

Día 20: de Bohol a Manila y de aquí a PUERTO PRINCESA – 1 día

Cogíamos avión en Tagbilaran, Bohol, hacíamos escala en Manila y volábamos a Puerto Princesa como destino final.

Aquí nos planteamos si ir hasta El Nido o coger un ferry hasta Coron. Nos decantamos por lo segundo… Nos daba miedo que El Nido fuera excesivamente turístico y nos parecía una buena opción ir hasta Coron, donde el buceo prometía.

Así que una vez en Puerto Princesa, nos acercamos hasta la estación de ferrys para comprar nuestro billete. Pasamos el resto del día en esta ciudad matando el tiempo como pudimos hasta medianoche, que era cuando salía nuestro ferry.

Día 21 a 28: CORON – 8 días

Pasamos prácticamente gran parte del día en el ferry de camino a Coron. Fue un trayecto entretenido, las camas eran cómodas, había karaoke en cubierta y las vistas sobre los acantilados de las islas que cruzábamos eran espectaculares.

En Coron nos alojamos en Guapos Guesthouse. Económico, sencillo y muy céntrico. No queríamos más porque nos pasamos gran parte del día fuera buceando y haciendo snorkel. En esta isla aprovechamos para bucear 3 días en barcos japoneses hundidos en la Segunda Guerra Mundial, y la experiencia fue increíble.

Otro día entero lo dedicamos a ir en barcaza con unos amigos que nos encontramos ahí. Fuimos a diferentes puntos a hacer snorkel, pero mucho antes que las barcazas grandes, alquilándola solo para nosotros y adelantando nuestra salida a la del resto de turistas. Todo un acierto. Comimos bien, paseamos por Coron como si éste estuviera en fiestas, subimos a su mirador, fuimos a las termas, recorrimos una parte de la isla con la moto… Una de las mejores semanas, o la mejor, de nuestra ruta por Filipinas.

mirador de Coron
Subir los escalones del mirador de Coron vale la pena…

Día 29: de Corón a Manila, y adiós al país

Nos tocaba ir al aeropuerto de Coron para volar a Manila y de ahí coger otro vuelo internacional hasta el Borneo malayo. Y el trayecto de Coron pueblo hasta el aeropuerto nos pareció superbonito… una carretera que iba cruzando un intenso, verde y frondoso valle. Sin duda Coron se despedía con otra bonita imagen.


Y así fue que pasamos un mes entero en Filipinas sin prisas. Aterrizábamos con un primer plan pensado que tuvimos que adaptar tras el intento fallido de Siargao. Y aunque hizo que perdiéramos días, quizás fue lo que nos permitió que conociéramos Siquijor y Coron sin prisa alguna. Y así enamorarnos de este país, tan inabarcable en un solo viaje ; )

aguas de Filipinas
Filipinas eres lo más!

Si queréis conocer nuestras primeras impresiones y aventuras en Filipinas, os recomendamos nuestro Diario Filipinas, estás de moda.


Si tenéis alguna duda o pregunta, os animamos a que nos dejéis un comentario : )


(Si os preguntáis porque no tenemos fotos paradisíacas de Filipinas… sencillamente es porque la cámara se nos rompió apenas empezar nuestra ruta de 6 meses con la mochila… )


Y viajes como viajes, hazlo seguro! Recuerda viajar siempre con seguro. Nosotros lo hacemos con IATI. Aquí te dejamos un enlace a su web, donde además de recibir un 5% de descuento directo, nos ayudarás con una pequeña comisión para seguir manteniendo el blog : )

Artículos relacionados

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Latest Stories

Search stories by typing keyword and hit enter to begin searching.