Qué ver y hacer en Nueva Zelanda sin gastar mucho dinero

El pasado mes de noviembre aterrizamos en Nueva Zelanda con la ilusión de pasar un mes recorriendo sus dos islas, exprimiendo al máximo nuestros días disfrutando de su naturaleza y con el objetivo de disfrutar sin gastar demasiado dinero, ya que nuestra aventura invernal continuaba después en Australia…

Nuestras 20 recomendaciones si vas a visitar Nueva Zelanda y no quieres arruinarte.

Aquí os dejamos una lista de los sitios que más nos gustaron en Nueva Zelanda. Sitios que se pueden visitar de forma gratuita y donde es posible hacer actividades sin gastarse excesivamente mucho dinero o hacerlo de forma barata. Hay que decir que a nosotros lo que más nos gusta es caminar y el contacto con la naturaleza… uno de los principales motivos por los que elegimos cruzar el mundo y visitar Nueva Zelanda. No son todos los lugares que están, ni están todos los que son… como diría el dicho popular…. Pero tras un mes recorriendo y conociendo este país, sí son los lugares que uno no se puede perder si quiere disfrutar de Nueva Zelanda y de su naturaleza en estado puro.

1. Cruzar el Tongariro Alpine Crossing, el mejor trekking de un día del mundo
tongariro emerald lakes

A mitad de camino, vistas inmejorables de las Emerald Lkes

Seguro que a muchos les sonará por ser el mítico Mordor de la saga de El Señor de los anillos. Se encuentra en la isla norte y es uno de los trekkings más populares del mundo. Consta de 20km en total y se recorren paisajes espectaculares que van cambiando a medida que uno avanza, como la cresta de un volcán, lagos de colores verde esmeralda, zonas volcánicas, praderas, etc… Es una excursión que se puede hacer por libre y entrar en la zona del parque no tiene coste alguno. Lo que sí que tiene coste es el parking para dejar vuestro vehículo.

El Tongariro Alpine Crossing es una ruta con un punto de inicio y un punto de finalización. Empiezas en el punto A y acabas en el punto B. Esto ofrece 3 opciones:

a) Aparcar en uno de los parkings que hay. Nosotros lo hicimos en el de Ketetahi, al Norte, con la compañía “Mountain Shuttle”. Dejas la furgoneta allí, que es el final de la ruta, y con un autobús te llevan a Mangatepopo, que es de donde comienzas a caminar. Así, vas recorriendo toda la ruta, hasta que llegas al final. Desde el final de la ruta solo tienes que caminar 5 minutos más para llegar al parking donde dejaste tu vehículo por la mañana. A nosotros nos gustó más esta opción porque no dependes de ningún horario para acabar tu ruta y cuando acabas vas directo a tu coche. El coste de este servicio es de 35$ por persona.

b) Contratar un servicio de transfer. Existen varias compañías que ofrecen este servicio. La mayoría salen desde la zona de Mangatepopo. Lo que haces es dejar el coche en su parking y ellos te llevan con un bus al inicio de la ruta. Luego en el final de la ruta tienen autobuses esperando (en base a unos horarios fijos). Cuando acabas la ruta solo tienes que esperar a que llegue tu autobús y te devuelva al parking para poder recoger tu vehículo. El coste de este servicio es también de 35$ (tienen un precio establecido para todos los operadores, ya sean de transfers o de parking). La pega de esta opción es que dependes de los horarios de los transfers, lo que puede obligarte a tener que correr durante la ruta o a tener que esperar un rato al final.

c) Hacerlo totalmente por tu cuenta. Esta opción solo es viable si tenéis dos vehículos. En ese caso lo que podéis hacer es dejar un coche en el punto final e ir todos con el segundo vehículo al punto inicial. No os dejarán aparcar en el parking público (han limitado el parking solo a las compañías de transfer para evitar colapsos en la zona), así que tendréis que dejar el coche en la cuneta. No sabríamos deciros sí es legal o no, nosotros vimos un montón de coches aparcados en la cuneta pero no sabemos si les multaron o no…

tongaririo alpine

Caminando entre volcanes

Informaros bien de las condiciones climatológicas, que no haya previsión de lluvias ni de mucho viento ni niebla, id bien equipados, con buenos zapatos, agua y comida y, sobretodo; empezad prontito a caminar! La media suelen ser 7-8h en total de caminata. Si estando en Nueva Zelanda os animáis a hacer este trekking, podéis pedir información in situ en cualquier I-site, punto de información al turista, donde os ayudarán a organizar vuestra excursión, os aconsejarán sobre qué día es el mejor según el clima y os darán opciones y os podrán hacer la reserva para el tema de los parkings para dejar el coche, los servicios de transfers, etc.

Prisma Consejo Una opción para abaratar costes, sobretodo si sois un grupo grande, es la siguiente. Tomáis la opción A, la del parking. El precio es por persona así que lo que tenéis que hacer es ir a dejar al punto de inicio al máximo número de personas de vuestro grupo. Luego el conductor del vehículo se dirige al punto final, donde aparca el vehículo y paga sólo los 35$ correspondientes a una persona. El servicio de bus del parking le llevará al inicio de la ruta, donde estarán esperando el resto del grupo. Desde allí empiezan la ruta juntos, y cuando terminen se suben todos a su vehículo, aparcado en el parking. Así solo tendrá que pagar el conductor y os ahorraréis el coste del resto de personas del grupo. Solo tened en cuenta que entre que el conductor deja a sus compañeros en el inicio, conduce hasta el parking en el punto final, coge el bus y llega al punto inicial para unirse al grupo, puede pasar en total una hora!

2. Quedarse sin aliento (por la subida y las vistas) en lo alto de Roy’s Peak
roys peak

Una de las mejores vistas de toda Nueva Zelanda

Se encuentra a las afueras de Wanaka (isla sur) y resulta ser uno de los sitios más famosos en instagram. Y eso teniendo en cuenta que subir a la cima de Roy’s Peak no es un trekking fácil! Nosotros tardamos 3 horas en subir y 2h en bajar. Hay que caminar todo el rato subiendo la colina, es decir, subiendo cuestas! Si aún os quedan fuerzas, no os quedéis en el primer mirador que hay; que es donde se forman largas colas de gente para tomarse la típica foto de instagram. Subid hasta la antena que hay arriba de la cima. Las vistas son aún mejores y podréis llegar a ver toda la enorme cordillera que envuelve el lago Wanaka. Si os animáis a hacer este trekking, madrugad y empezad pronto, porque no hay sombra y el calor hace estragos!

3. Ver de cerca la cima nevada del Monte Cook (Aoraki), la montaña más alta de Nueva Zelanda
monte cook

Felices con el Monte Cook al fondo

Se encuentra en el centro de la isla sur y es una de las excursiones más fáciles que pudimos hacer. Hay mucha gente que en su ruta no se desvía para llegar hasta aquí, pero creemos que vale mucho la pena llegar hasta las faldas del Monte Cook y conocer así un icono del país. El parking es gratuito. Incluso si queréis dormir ahí justo antes de la entrada al parque hay un camping del DOC (del estado) que cuesta 12$ por persona (incluyendo vuestra furgoneta). La caminata más conocida es la que se llama “Hooker Valley Trekk”. Es totalmente plana y se tarda unas dos horas en total en ir y volver. El recorrido es muy bonito y se llega prácticamente a las faldas del monte Cook.

monte cook

Recorriendo el Hooker Valley Track

Si queréis alguna excursión o ruta más “avanzada” o de mayor nivel, podéis pedir información y sugerencias en el I-site del pueblo, Mt.Cook Village, que encontraréis antes del parking del recinto. Si tenéis tiempo, os recomendamos también que subáis los 300 escalones que os llevarán al mirador del “Tasman Lake & Glacier”. Está en el desvío justo antes de llegar al Mt. Cook Village. Tendréis unas vistas impresionantes sobre el glaciar del Monte Cook.

4. Ver mil tonos de azul diferentes en el Lago Pukaki
lago pukaki

Vistas desde la orilla del lago Pukaki

Situado también en la isla sur, muy cerca del lago Tekapo, con quien compite en belleza y originalidad. El lago Pukaki posee unos tonos de azul totalmente increíbles. Además si el día y la luz acompaña ofrece un juego de reflejos que te dejan atónito.

flores tipicas de nueva zelanda

La orilla del lago y la carretera estaban llenas de las típicas flores de la zona, una flor de color lila que se llama Rusell Lupin.

Entre el lago Pukaki y el lago Tekapo hay una carretera de grava que los une y apenas está transitada. Se llama Braemar Road y es una carretera de grava que cruza por la zona norte o trasera de los lagos, por decirlo de alguna manera. Recorriéndola se cruza por un valle con unas vistas espectaculares a las montañas. Además acabas conduciendo a orillas del Lago Pukaki, alejado del meollo turístico. Pero atención, muchas de las compañías de alquiler de furgonetas solo permiten por contrato que conduzcas por carretera de grava un máximo de 13km y solo si ese camino te lleva a tu camping. Nosotros ese día aún no nos habíamos leído la letra pequeña del contrato, y recorrimos los más de 30kms de carretera de grava entre los dos lagos sin ninguna incidencia! Menos mal…

 

5. Llegar a la zona más al norte de la isla sur: Wharariki Beach y Farewell Spit
wharariki beach

Si encontráis una playa más impresionante que esta nos avisáis!

Hubo momentos en nuestra ruta por Nueva Zelanda que decidimos en el último minuto hacer más kilómetros y así llegar a puntos menos turísticos. Llegar hasta Farewell Spit fue uno de estos casos y fue una de las mejores decisiones que tomamos. Wharariki Beach es simplemente impresionante. Fue la playa más bonita y espectacular que vimos en todo nuestro mes por Nueva Zelanda. Está lejos pero si uno tiene tiempo vale la pena conducir hasta aquí. La zona es pura naturaleza, playa y mar. Lo mejor de la zona es caminar por la misma playa de Wharariki y encontrarse con gran cantidad de focas en libertad, aprovechando las charcas que se forman con la marea baja. Muy cerca hay una punta conocida como Farewell Spit, que es un sistema de dunas que se adentra en el mar y en el que es conveniente que os informéis de las mareas si queréis visitarlo en todo su esplendor, con la marea alta.

farewell lighthouse

Cruzando las enormes colinas verdes de camino al faro Farewell

También hay una caminata cercana que va por el cabo Farewell, que cruza unos acantilados verdes llenos de ovejas, y llega hasta el faro; donde hay unas vistas increíbles del Farewell Spit. Es una de las rutas que más nos gustaron porque te permite caminar por las verdes colinas mientras te vas cruzando con los rebaños de ovejas que pastan libremente por la zona. Nos gustó tanto porque, después de un mes de ver esta típica estampa desde la furgoneta mientras conducíamos, por fin pudimos verla desde cerca y caminar por ella.

6. Recorrer las faldas del volcán Taranaki
volcan taranaki

Carretera directa el volcán Taranaki, con la cima nevada. No me digáis que no se parece al Monte Fuji de Japón

También conocido como Egmont. Se encuentra en la isla norte y es menos popular que el Tongariro, ya que se encuentra algo fuera de la ruta turística. Si tenéis la suerte de verlo sin niebla ni nubes, podréis contemplar su perfecta forma. Películas conocidas como “El Último Samurai”, de Tom Cruise, se han rodado aquí, simulando que el monte Taranaki es el monte Fuji de Japón. Nosotros dormimos en el mismo parking del punto de información de entrada al parque, que queda justo en las faldas del volcán. Aparcar y pernoctar aquí está permitido y es gratis, y además hay un baño abierto las 24horas. Es una buena opción si al día siguiente vais a hacer alguna ruta de trekking en la zona.

pouakai hut

Vistas (nubladas) del volcán Taranaki desde la laguna Pouakai. Se nubló justo cuando llegamos!

Hay rutas de varios niveles, duraciones y dificultades. Nosotros elegimos hacer el trekking conocido como “Pouakai Hut Trekk”, que empieza en el lado opuesto del parking comentado más arriba. Es una caminata de unos 10kms en total, en la que tardamos unas 5 horas contando la ida y la vuelta. El parking y el acceso al parque es totalmente gratuito. Tuvimos mucha suerte con el tiempo, la noche que dormimos a las faldas del Taranaki el cielo estaba completamente despejado y pudimos disfrutar por primera vez del increíble cielo estrellado de este país.

7. Descansar y desconectar en el Lago Tekapo
lago tekapo

Disfrutando del plácido amanecer sobre el lago Tekapo

Es uno de los lagos que más nos impresionaron del país. Está en la isla sur, muy cerca del lago Pukaki y la claridad de su agua encandila a cualquiera. Es realmente transparente! Es un lugar muy conocido para poder observar las estrellas. Nosotros no tuvimos mucha suerte y los días que estuvimos en la zona, al caer la noche se nublaba…

También es muy popular en la ruta de los tours organizados. Veréis muchos chinos hacerse fotos cerca de la pequeña capilla que está a un lado del lago.

8. Sentirse muy pequeño recorriendo los fiordos de Milford Sound en barco
milford sound

Recorrer Milford Sound es un imprescindible de Nueva Zelanda

Es uno de los principales atractivos turísticos de Nueva Zelanda. Está en la isla sur, prácticamente al suroeste de ésta. La carretera que cruza las montañas hasta llegar a la base de los fiordos es sinceramente espectacular. Hay muchas opciones a la hora de elegir con qué barco recorrer el fiordo de Milford Sound. Por temas de presupuesto, elegimos la opción más barata, con la empresa GoOrange en el tour de las 9.00h. Nos costó 45$ por persona e incluía desayuno. Nuestra experiencia fue muy buena a pesar de que el barco fuera grande y tuviera capacidad para mucha gente. La tripulación fue muy agradable, el capitán dio explicaciones por los altavoces durante las casi 2 horas de paseo y pudimos acercarnos a puntos donde ver focas, una cascada y donde el fiordo se une con el mar. Totalmente recomendable.

9. Retroceder en el tiempo viendo el Glaciar Franz Joseph
franz josef glacier

En la cima del Alex Knob, cara a cara con el glaciar Franz Joseph

En la zona oeste de la isla sur se encuentran el Franz Joseph Glacier y el Fox Glacier. Son puntos muy turísticos de la zona y donde podréis contratar todo tipo de actividades, como ir en helicóptero hasta las cimas de los mismos glaciares y caminar sobre ellos. De nuevo, por temas de presupuesto y como nos gusta caminar, elegimos hacer una ruta de trekking para contemplar el glaciar Franz Joseph cara a cara. Esta ruta se llama “Alex Knob Trekk” y hay que decir que es algo dura… Hay que subir hasta los 1300 metros de altitud para llegar hasta la cima y poder tener las ansiadas vistas frente al glaciar. Nosotros tardamos en subir 4 horas y casi 3 horas en bajar. En total fueron 16km! Como podéis ver en la foto, las inmejorables vistas del glaciar merecieron el esfuerzo!

10. Flipar con la zona geotérmica de Wai O Tapu
champagen pool

La famosa “Champagne pool” de Wai o Tapu

Es la zona activa geotérmica por excelencia de la isla norte. Está muy cerca de la popular Rotorua y desde la cual es muy fácil llegar por carretera. Es un recinto cerrado en el que haces un recorrido a pie por zonas con diferentes formaciones y actividades geotermales, como piscinas de barro en ebullición, un géiser, cráteres, fumarolas, etc. El lugar más fotografiado es la llamada “piscina del champán”.

Algunos sitios se pueden visitar sin tener que pagar, pero para poder hacer el recorrido oficial y poder disfrutar de todas las piscinas, géisers, etc, hay que pagar la entrada para acceder al recinto. En total la ruta son unos 8km que se recorren muy fácilmente a pie. No es obligatorio caminar todos los 8km, así que si vais con alguien que no quiere caminar tanto, siempre puede tomar los caminos más cortos indicados o los que no rodean todo el recinto y sus rincones. El coste de la entrada es de 32’50$ por persona.

geiser waiotapu

El géiser Lady Knox en plena ebullición

Nosotros debatimos un rato entre si pagábamos por entrar o no… Afortunadamente unas chicas que apenas habían estado unos 30 minutos, nos regalaron sus entradas! Las pudimos aprovechar y tras la visita, bajo nuestro punto de vista, merece la pena pagar por visitar y conocer un poco más toda la actividad volcánica y geotérmica de la isla norte de Nueva Zelanda.

11. Ver el mejor atardecer de Nueva Zelanda en el lago Taupo
atardecer en el lago taupo

Atardecer sobre el lago Taupo, sin retoques ni filtros…

El mejor atardecer que pudimos disfrutar de nuestro mes en Nueva Zelanda fue, sin duda alguna, en el lago Taupo. Este lago se encuentra también en la isla norte y es el lago más grande de todo el país. Es un punto muy turístico, ya que está ubicado casi en el centro de la isla norte y muy cerca de atracciones como el Tongariro o las zonas geotermales de Rotorua. Elegimos aparcar sobre el mismo lago, en el camping gratis que se conoce como Oruatua, pasado el pueblo de Motutere. Estábamos justo en la orilla del lago y no éramos más que tres furgonetas en la zona. El atardecer fue increíble, nunca habíamos visto unos colores así. No hace falta añadir que obviamente fue gratis!

12. Visitar el Te Papa Museum y descubrir más de la cultura maorí
te papa museum

Entrada principal del Te Papa Museum

Es el museo Nacional de Nueva Zelanda. Es un edificio moderno ubicado en la ciudad de Wellington. El acceso es gratis y hay diferentes plantas en las que se recogen exhibiciones sobre la cultura y arte maorí, la historia de Nueva Zelanda y de otras culturas de las Islas del Pacífico, la flora y fauna del país, etc. Este museo se merece una visita para al menos llevarse una idea de cuales fueron los orígenes de Nueva Zelanda. Atención! La entrada es gratuita, pero el parking es de pago. Unas 2h y 30 minutos nos costó 8$. Si vais con una caravana grande o una furgoneta larga, os recomendamos que vayáis al parking al descubierto que hay  justo pasado el mismo parking del museo. No tendréis problemas con las alturas y tiene una especie de tarifa plana por aparcar, 12 horas cuesta 14$ y 24 horas cuesta 30$.

13. Conducir por las kilométricas colinas verdes típicas del país
colinas verdes de nueva zelanda

Enormes colinas verdes, extensos prados y multitud de ovejas; el paisaje típico del país

Una cosa que haréis en Nueva Zelanda si viajáis en furgoneta o caravana será conducir mucho. Seguro que cruzaréis zonas verdes, campos verdes, valles verdes… todo verde! Es un paisaje verde en el que siempre acaban por aparecer cientos de ovejas. Infinitas colinas verdes pobladas por enormes rebaños de ovejas, una estampa única y muy peculiar de este país.

14. Recorrer las calles de Wellington, la ciudad más bonita del país
casas de wellington

Casas típicas de la ciudad de Wellington

Si recorréis la isla norte no dudéis en parar en Wellington y daros un paseo por esta pequeña y agradable ciudad. No son muchas las ciudades que encontraréis en Nueva Zelanda y, sin duda alguna, Welllington es la que tiene más que ofrecer. La zona del muelle y del Museo Te Papa son bastante transitadas. Pero la calle más famosa de esta ciudad, es la calle Cuba. Está llena de bares y cafeterías cuquis y hay un ambientillo que la misma Auckland envidia. Nosotros comimos en el “Wellington Trawling Seamarket” al final de la misma calle Cuba. Una especie de mercado – pescadería muy auténtica en la que no paraban de entrar los funcionarios y trabajadores de la zona. Si queréis comer un buen fish & chips y a buen precio ésta es la mejor opción.

15. Caminar por Wanaka y descubrir su famoso árbol
lago wanaka

Vistas de la orilla de lago Wanaka

Wanaka es uno de los pueblos más auténticos y con más actividad de toda Nueva Zelanda. El lago siempre está lleno de gente tomando el sol, haciendo picnic, tomando algo, yendo en kayak o paddle surf… Tiene mucho ambiente, cafeterías, bares muy cucos, restaurantes de todo tipo, tiendas… Y también cuenta con un cine muy auténtico!

wanaka tree

Amanecer en el Wanaka tree, posiblemente el árbol más famoso de Nueva Zelanda

Wanaka también es conocido por su famoso árbol, el Wanaka Tree. Debe ser el árbol más fotografiado de todo el país. Para tomar la mejor foto recomiendan ir a primera hora, al salir el sol, o al atardecer. Justo al lado hay toda una zona arbolada donde se puede aparcar la furgoneta tranquilamente. El parking es gratis y es el sitio perfecto para comer y pasar el día muy a gusto.

16. Conducir por Arthur’s Pass y dormir en Jackson retreat
arthurs pass

Vistas al acabar la ruta del “Temple Basin Track”

Llega un punto que para cruzar de un lado a otro de la isla sur es inevitable pasar por Arthur’s Pass. Es una carretera que cruza la cordillera de los Alpes del Sur. Recorrerla y contemplar sus montañas es una pasada. Hay un pequeño pueblo llamado Arthur’s Pass Village en el cual hay zonas de picnic gratis y caminatas de apenas una hora para ver unas caudalosas cascadas (es la caminata llamada “Devils Punchbowl Walking track”).

Ya hemos dicho que nos gusta caminar… así que aquí nos animamos a hacer el trekking llamado “Temple Basin Track”, en el que tardamos unas 3 horas en subir y bajar. Se sube una cima y se cruza un valle hasta una antigua estación de esquí. Cuando nosotros fuimos no era temporada de nieve y parecía un lugar fantasma… Las vistas de nuevo, sobre las cordillera, fueron impresionantes.

Si queréis dormir en la zona tenéis que hacerlo en el camping llamado Jackson retreat. Está considerado el mejor camping de Nueva Zelanda y nosotros no dudamos en afirmar lo mismo! La señora que lo lleva es un encanto, hace pan casero, vende huevos frescos de las gallinas que veréis por ahí, hay una cocina enorme con chimenea, y los mejores baños y duchas en los que hemos estado en Nueva Zelanda!

glowworms

Así brillan los “glow worms” en plena noche

Además, dentro del bosque del mismo camping, se pueden ver “glow worms” durante la noche. Los “glow worms” son una especie de gusanos o larvas que durante la noche brillan. Es un espectáculo increíble y aquí es gratis! No como en las turísticas cuevas de Waitomo, donde la entrada mínima ronda los 50$. Nuestra noche en Jackson retreat nos costó 22$ por persona con nuestra furgoneta que no necesitaba enchufarse a la corriente. Es un pelín caro pero si tenéis en cuenta que por ese precio os incluye el espectáculo de los glow worms el precio compensa.

 

17. Descubrir el singular paisaje de la costa oeste
costa oeste de nueva zelanda

Árboles moldeados por el viento, paisaje característico de la costa oeste

Poca gente se entretiene en recorrer y disfrutar de las carreteras de la zona oeste de la isla sur de Nueva Zelanda. Pero es curioso ver como va cambiando el paisaje una vez que te alejas del lago Wanaka, cruzas las montañas a través del paso de Haast y llegas al nivel del mar, ya en el lado oeste de la isla. Hay una serie de miradores en la carretera, como el Knight’s Point lookout, en los que vale la pena detenerse y tomar varias fotos. El paisaje es muy distinto: acantilados con curiosas formaciones rocosas y árboles y vegetación totalmente diferente al resto de la isla. Nosotros hicimos noche en el camping de Gillespies, un camping público en una playa solitaria e infinita, sobre las mismas dunas y que tenía también unas vistas impresionantes a las montañas. Nos costó 8$ por persona, incluida la furgoneta.

18. Ver las estrellas como nunca las has visto
estrellas en nueva zelanda

En Nueva Zelanda las estrellas se te “caen” encima

Y es que os va a costar dormir en Nueva Zelanda! Vais a ver un cielo estrellado como no lo habéis visto nunca. En la mayoría de pueblos y/o lagos en los que dormiréis las condiciones para ver estrellas son perfectas. Algunos de los mejores sitios para ver estrellas son los lagos Pukaki y Tekapo. Si el cielo está despejado el espectáculo está asegurado. En nuestro caso la mayoría de noches nos poníamos la alarma a las 2.00 de la madrugada para poder admirar semejante belleza. De verdad que no exageramos! Lo remoto del lugar y la escasa o nula contaminación lumínica convierten a Nueva Zelanda en uno de los mejores sitios donde poder ver las estrellas.

via lactea en Nueva Zelanda

La vía lactea desde nuestro camping en Wharariki Beach

19. Admirar la fauna neozelandesa en libertad
fauna en libertad

Una de las muchas focas que juegan en las piscinas naturales que deja la marea baja en Wharariki Beach

Si os gusta ver animales en libertad, Nueva Zelanda es un buen lugar. Además no son peligrosos ni violentos como la mayoría de animales que uno ve en su vecina Australia. Nosotros vimos gran cantidad de focas, especialmente en la isla sur, tanto en su costa oeste como en la este. Vimos cientos de ovejas, muchos cisnes, patos, ocas o los pájaros llamados wekas, especie muy común de Nueva Zelanda. Incluso pudimos ver morenas en algún lago. Pero nos quedamos sin ver a la especie más típica y única de Nueva Zelanda, el kiwi! Es muy difícil verlo en libertad y están muy protegidos. En este país se pueden ver también pingüinos. Tenemos amigos que condujeron hasta el sur de la isla norte, en Dunedin, para verlos. Si os animáis a ello, consultad si es temporada o no antes de pegaros la paliza a conducir. Hay la opción también de ir a Kaikoura a ver ballenas. Lo único que para verlas hay que hacerlo con un tour y los precios rondan mínimo los 125$ por persona… Si cruzáis de la isla norte a la isla sur en ferry, animaos a hacer la travesía en la cubierta del ferry, ya que tendréis muchas probabilidades de ver delfines en el canal ; )

20 Disfrutar del placer de conducir por sus paisajes de película
glenorchy road

Conducir a la orilla de un lago, con montañas nevadas de fondo, un clásico del que no te cansas en Nueva Zelanda

Ya os hemos comentado más arriba que recorrer Nueva Zelanda en furgoneta implica hacer muchos kilómetros. Si os gusta conducir, disfrutaréis aún más de la experiencia porque los paisajes son espectaculares. Cruzaréis muchas colinas verdes llenas de ovejas, pero también cruzaréis lagos, montañas, carreteras pegadas al mar… y todo tipo de escenarios dignos de cualquier película. Y sí, querréis pararos en todos los miradores a hacer fotos!

Estos son los 20 lugares o experiencias que más disfrutamos en nuestro mes recorriendo Nueva Zelanda en furgoneta. Si estáis preparando un viaje a este espectacular país os animamos a que os leáis nuestro Post Guía para alquilar una furgoneta o caravana en Nueva Zelanda; y que estéis atentos a nuestros próximos posts en que os daremos consejos útiles para vuestra ruta en furgoneta y  donde os contaremos con detalle nuestra ruta por la isla norte y por la isla sur de Nueva Zelanda.

Artículos relacionados

Discussion about this post

  1. […] Qué ver y hacer en Nueva Zelanda sin gastar mucho dineroGuía para alquilar furgoneta, campervan o caravana en Australia […]

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Latest Stories

Search stories by typing keyword and hit enter to begin searching.